Pasados unos minutos (quizás horas), después de que Lorcan había sido seleccionado a Ravenclaw, todo iba bien. Al terminar con el ultimo chico -Ziang, Lindel- y que el sombrero lo mandara para Gryffindor, el señor que les ponía el sombrero en la cabeza, anuncio que la Selección de Casas había terminado, y la cena ya empezaba.Inmediatamente, cientos de platos cayeron del cielo, llenos de comida y postres. Lorcan, Ara, Jacob y Liuva hablaban, aunque tenían que hablar duro, pues todo el Colegio estaba hablando durísimo, y casi no se escuchaban.

–Me pasas ese…-dijo Lorcan señalando un pedazo de muslo que se veía apetitoso…

–Se llama Muslo de Hipogrifo Siberiano…-decía Liuva, saboreando un pedazo de ese muslo.-Mi madre siempre los prepara el día de navidad, y le quedan exquisitos…

–¿Muslo de que?-preguntaron Jacob y Lorcan al mismo tiempo, y miraron con desagrado su comida. Ara y Liuva se rieron.

–Mi tía Andrómeda también prepara esos muslos, pero cuando hay visitas…-decía Ara, también saboreando su pedazo de muslo.

–¿Ella es tía tuya?-pregunto Lorcan.-Yo tenia entendido que sus únicos parientes están muertos, o lejos de acá.

–Pues no necesariamente soy sobrina de ella…-decía Ara, metiéndole un mordisco a un pedazo de pollo.-Mis padres… no están… es una historia difícil de contar…-decía, y bajaba su cabeza.

–No tienes urgencia de contar…-decía Jacob, acariciándole la espalda.

–Algún día les contare… pero hoy no…-decía Ara, levantando la cabeza, y metiéndole una cucharada a su postre.

Aquella cena era inimaginable. Su madre nunca había preparado nada como eso para ningún día. Eso era como un festín para el, y sabia que se seguiría repitiendo. Observaba a todos los niños y ya adolescentes que comían en la mesa de Ravenclaw. Muchos reían, otros hablaban, y una que otra pareja se cuchicheaban. Solo algunos niños, principalmente los nuevos, no hablaban con nadie, y estaban concentrados en su comida.

–Atención…-sonó una copa, y el mismo señor que ponía el Sombrero Seleccionador a los niños, se ponía de pie.-La cena recién termina, pero el año recién empieza…-diciendo esto, los platos y toda la comida desapareció de las mesas. Aquel señor era medio alto, y tenia el pelo negro, con una serie de canas, y su parte central de la cabeza estaba calva. Tenía ojos penetrantes.-Como es común en este colegio, siempre se da un discurso de bienvenida. Por mi fuera, nunca lo haría, pero es importante que sepan todo lo que necesitan conocer.

“Este año, el Ministerio de Magia ha cambiado en gran parte, todo lo relacionado con los estudios de Hogwarts, y quizás, el resto de Colegios Mágicos. No me he presentado… Mi nombre Víctor Ernesto Diggle, y para ustedes, el Señor Director Diggle. Este año, lleno de fantasías y por supuesto, de estudios, empieza ya. Pero no sin antes presentar a sus profesores. La mayoría de profesores son los mismos de los años pasados, pero, para que los niños de 1º se vayan adaptando, serán presentados por ellos mismos…

Lorcan miro toda la mesa de profesores. Había de todos tipos. Pequeños, altos, fantasmas, cara de maniacos… y el profesor Vector. Había un par de sillas vacías y los profesores murmuraban entre ellos.

–Bienvenidos a Hogwarts… me presento, soy el profesor Romeo Larté, y soy su profesor de Estudios Muggles…-hablaba un tipo, con los pantalones arriba de su obligo, una camisa de rayas anticuadas, unos anteojos, y un pelo negro largo, que resaltaba de su piel morena.

–De parte mía, su sub-director, y profesor de Aritmancia, el profesor Dormiteus Vector… les deseo suerte en el año, y bienvenidos…-decía el profesor Vector, que Lorcan sintió, lo estuvo mirando por un gran rato.

–Soy Marcus Belby, su profesor de Runas Antiguas…-dijo brevemente un chico que se veía muy joven, de cara delicada, y ojos azules.

–Los profesores de Adivinación, la profesora Trelawney, y el profesor Firenze están… en un juicio. Pronto los tendremos otra vez con nosotros… o al menos a uno de los dos-dijo el señor director, y los murmullos sonaron mucho en todo el Gran Salón.

–Yo soy Rubeus Hagrid, y el es mi compañero…-dijo un semi-gigante barbudo, ya con unas cuantas canas, y con una sonrisa gigante.

–Kurt Scamander…-decía el tío de Lorcan, que era igual a su hermano.-Somos los profesores de Cuidado de Criaturas Mágicas…-ambos sonrieron y tomaron asiento en sus lugares.

–Soy Roger Davies, antiguo jugador y capitan de Ravenclaw, y ahora, su profesor de Vuelo.-un joven de cabellos café claros tomaba de nuevo asiento, y tomaba un sorbo de su cantinflora.

–Buenas Noches, y bienvenidos, yo soy su nueva profesora Katie Bell de Transformaciones-decía una mujer blanca, con pelo largo y café. Al parecer, por lo que su mama le contaba, esta suplantando a la antigua profesora, Minerva McGonagall, que se pensiono a finales del curso pasado.

–Si, estem… yo soy Martha Sinistra… profesora de Astronomía…-decía una señora, que tenia muchas arrugas, y un extraño turbante en su cabeza. James les contó a los niños, que estaba un poco chiflada.

–Soy el profesor Binns, y doy clases de Historia de la Magia, y…

–Parece que nunca lo sacaran de su puesto…-decía una muchacha que estaba frente a ellos, y su otra amiga rió por lo bajo.

–…feliz curso lectivo…-decía el profesor fantasma de Hogwarts.

–Yo me presento, soy Alberta Slinkhard, su profesora de Defensa contra las Artes Oscuras… y Jefa de Casa de Slytherin…-decía una señora medio bajita, con una mirada y sonrisa maliciosa, y pelo negro.

–Bueno, yo soy la profesora Brown, Lavander Brown, y soy la suplente temporal del profesor Flitwick, que se encuentra en sus vacaciones…-decía una muchacha de piel blanca clara, y pelo y ojos cafés.

–Es mi turno… yo soy el profesor Libatius Borage, su profesor de pociones, y el jefe de casa de Gryffindor, después de la jubilación de la anciana Minerva-todo el Salón y parte de los profesores se rieron de su gracia. El señor era ya mayor, se le notaban todas sus canas, era alto, de ojos azules claros, y una sonrisa muy simpática.

–Bueno, hace ya cinco años que murió la profesora Sprout, así que yo la estoy suplantando. Soy el profesor Neville Longbottom, de Herbologia, y el Jefe de casa de Hufflepuff.

–¿Me presento ya, señor Diggle?-preguntaba una jovencita, de cabellos rubios, un poco alta, y ojos claros.

–Aun no, Kath…-le dijo el director, y se puso de pie, de nuevo para terminar el discurso.-Bueno, ahora vienen los nuevos cambios, anunciados por el Ministerio de Magia. Empezamos con los niños de 1º año, que, a partir de este curso, podrán escoger máximo dos materias adicionales, que anteriormente se empezaban a dar en tercero. ¿Por qué esta implementación? Queremos preparar a los alumnos para que vayan progresando. Pero, a diferencia de tercer año, que se pueden escoger cuantos quieran, ellos solo podrán escoger dos materias, y nada mas.

Se empezaron a oír murmullos y cuchicheos. El Gran Salón se alboroto de quejas, y de comentararios positivos, y negativos. Lorcan y sus amigos se miraron, pero por la bulla, no se podrían oír.

–Bueno…-dijo el director, y el alumnado se silencio-…podrán escoger entre Aritmancia, Estudios Muggles, Runas Antiguas, Astronomía, Adivinación, y Cuidado de Criaturas Mágicas. Una nueva implementación, es la existencia de una nueva clase: La clase de Duelos.

La bulla de todo el colegio aumento con el anuncio recién dado. Todos los murmullos resonaban por el colegio. Lorcan se asombro, y todos los de su mesa murmuraban.

–así es, yo soy Kathleen Toothill, su nueva profesora de Duelos Mágicos, tataranieta de Alberta Toothill, antigua luchadora y ganadora de Duelos Mágicos. Seré su profesora de Duelos, y la Jefa de Casa de Ravenclaw.

–Como dijo la señorita Kathleen, será profesora de Duelos, la nueva materia impartida en Hogwarts, donde practicaran ataques y defensa en todo tipo de situaciones, a diferencia de Defensa contra las Artes Oscuras, que solo verán lo básico de los ataques. A partir de ahora, todos los alumnos recibirán esta clase. Creo que eso es todo por hoy. Suerte en su año, y suerte en sus clases. Pediré a los Prefectos que guíen a los alumnos a sus habitaciones. Buenas Noches y mañana no lleguen tarde a sus clases.

[Nota: Gracias a todos los que comentan. Traigo novedades: ¡¡llegamos a las 60 visitas diarias!! ¡¡Y a las 1.000 visitas!! Espero que sigan leyendo.]

Anuncios