Llegaron tranquilos a casa, después de varias horas de transito congestionado, y de charlas ofensivas de Demetria criticando la forma de conducir del taxista londinense. Al llegar al pueblo, tía Demetria mando a los gemelos a que hicieran las tareas puestas por Luna, mientras ella iba a visitar al abuelo Scamander, a servirle de comida, y a acompañarlo un rato. Lorcan y Lysander se fueron caminando lentamente a la casa, y hablaban sobre Hogwarts.

–…recuerda, mis amigos serán diferentes a los tuyos y…-decía Lysander, como niño mandón que era.

–¿Y eso porque?-preguntaba su gemelo extrañado.

–Pues porque si, además no queremos andar juntos… ya nos aguantamos como hermanos, imagínate como amigos…

–Si tú lo quieres así, esta bien, pero luego no me pidas que desarme algunos bravucones….

–¿Tu, desarmar bravucones? No me hagas reír… además, puedo defenderme solo…-decía Lysander, en tono burlista.

–Ya veremos…

–Tú limpia el sótano, yo tengo que limpiar el ático. Si mama ve eso sucio, nos matara. Y apúrate que muy pronto terminan…

Ambos gemelos salieron corriendo en forma de competencia “el que termina sus tareas primero, gana”. Entraron a la casa, y Lorcan casi mata al conejo, pero prosiguió su camino.  Tuvo que devolverse a cerrar la puerta, pues no querían intrusos en su casa, y además para que Vito no se escapara. Luego, se puso unos guantes que su mama dejo guindando en los ganchos, y se los puso. Estaban llenos de manchas cafés, y mucho musgo.

Bajo rápidamente al sótano, que se encontraba bajando unas escaleras debajo de las escaleras que se dirigían a la segunda planta. Las escaleras estaban un poco desgastadas, pues hace años decidieron que nadie iba a bajar más ahí. Había una que otra escalera quebrada, y otras que Lorcan se tomo el tiempo de desarmarla. Bajo, y aquello era todo un desastre. El sótano era el lugar donde sus padres guardaban todo tipo de muestras que sacaban de criaturas mágicas descubiertas por el mundo, o descubiertas por ellos. En un estante que estaba en la parte izquierda, había miles de frasquitos llenos de sustancias poco agradables para Lorcan. Luego, en el suelo había cosas tiradas, como cuchillos, mecates, astas de cervatillos. Justo al lado de la escalera, había una mesita de noche, que Lorcan reconoció, pertenecía a su abuelo cuando vivía en esa casa. Lorcan empezó a limpiar eso, pero antes trajo unos pañitos para limpiarlo.

Al terminar de limpiar la mesita de noche de Xeno, volvió a ver a la habitación. En el fondo había unos cuantos muebles inutilizables como sillones, camas, cómodas, y mesas. En una esquina había un reloj guindando que era muy parecido al que Arthur y Molly Weasley tenían en su casa: era un reloj con ocho manecillas, y cada una tenía un nombre. Estaban el nombre de Lorcan, Lysander, Luna, Rolf, de los abuelos Xeno y Newt, y de sus tíos Kurt y Demetria. La manecilla de los gemelos estaba mirando al espacio de “En casa”, la de sus padres estaba en “El Trabajo”, la de su tío Kurt estaba en “El colegio”, la de Demetria estaba en “Pueblo” al igual que la del abuelo Newt y la de Xeno estaba en “San Mungo”, y por dicha la de “Peligro de Muerte” estaba vacía. Luna saco aquel reloj de la sala, al decir que “estorbaba y no servia ni se veía bien”.

Lorcan se dirijo a limpiar los estantes de frasquitos pequeños, donde se encontró uno o dos nargles, pero logro atraparlos antes de tiempo. Al cabo de diez minutos, los frasquitos estaban limpios, sin polvo, y relucientes. Se dirigió a sacudir los sillones, que estaban llenos de polvo y criaturas horribles. Tuvo que traer insecticida muggle para destruir unas criaturas que su madre llamaba “cucarachas” y otras mas. Al terminar de exterminarlas, volvió a ver el cuadro que había en la pared, al otro lado de las escaleras. Era un cuadro gigante de una señora. La señora contaba con pelo castaño claro, y sus ojos estaban cerrados. Llevaba un vestido grande y bonito, y estaba sonriendo. Su abuela en ese entonces se veía muy joven, y se parecía mucho a su madre. Lorcan sonrió, y siguió limpiando. Limpio los sillones, y al empezar a limpiar las cómodas, la manecilla de Luna en el reloj se empezó a mover, y a postrarse en “Herido”. Lorcan se impacto de ver esto, pero trato de pensar lo que su madre decía, o sea que no servia. Siguió limpiando, y le saco brillo a aquellas mesas.

Al tocarle limpiar los bordes del cuadro de su abuela, un nargle se le tiro encima, y le rasgo la camisa. Logro matarlo antes de tiempo, y prosiguió su trabajo, pero al terminar de sacarle brillo al cuadro, la manecilla de Rolf Scamander, su papa, empezó a moverse, y a postrarse en el espacio que antes estaba sin manecilla: “Peligro de Muerte”. Lorcan se quedo paralizado, sin saber que hacer. Se estaba debatiendo en sus pensamientos. Su padre estaba en peligro de muerte, y ya casi eran las 4:00 de la tarde. Lorcan, inmediatamente, reacciono y salio corriendo. Subió las escaleras-se tropezó unas veces con las quebradas- y corrió hasta la sala de estar.

–Lysander, ¿Donde dijo mama que estaban?-grito Lorcan, con su voz en tono de desesperación. Lysander no respondía.

–En el bosque de las ciénegas…-le respondió una voz más varonil, menos parecida a la de su hermano. Volvió a ver el cuadro de su abuelo, Albert, y le estaba sonriendo. Lorcan se quedo estupefacto, pero le dio las gracias. En ese momento, su hermano iba bajando las escaleras.

–¿Que paso?-le pregunto extrañado.-Creo que te gane, porque hace media hora que baje y tu seguías trabajando… así que…

–Papa esta en peligro, debemos de ayudarlo…-y Lorcan diciendo esto, salio por la puerta trasera, dirigiéndose al Bosque de las ciénegas, que se encontraba detrás de la montaña. Lysander corrió detrás de el, para detenerlo.

–Lorcan, no vayas, es peligroso-gritaba a los cuatro vientos.

Lorcan corría como loco, dirigiéndose detrás de la montaña que le daba sombra a su casa. Lysander seguía gritándole, tratando de detenerlo, pero Lorcan no quería oír, y seguía corriendo, gritando cosas. Juntos corrieron hacia el Bosque de las ciénegas, un bosque al que nadie le gusta ir, pues miles de criaturas extrañas se encontraban ahí. Al llegar al sendero que se dirigía al bosque, Lorcan se quedo quieto, y su hermano lo alcanzo.

–Papa esta en ese bosque… esta en peligro, y debemos ayudarlo… Ve y busca a tía Demetria… yo iré…-le decía Lorcan a Lysander, entrecortadamente por el cansancio.

–No dejare… que entres ahí solo…-le decía este, igual de cansado que su gemelo.

–Haz lo que quieras… yo entrare…

Lorcan empezó a correr por el sendero, seguido de Lysander. Aquel sendero era muy sombrío, y los pantanos alrededor del camino se veían asquerosos. Siguieron corriendo, hasta que oyeron unos gritos. Pero no eran gritos de mujer, sino gritos de un hombre, aunque muy anciano. Ambos corrieron con mas rapidez, y empezaron a oír la voz de su padre, tranquila, pero nerviosa. Corrieron aun mas rápido, y al llegar a lo que era el final del sendero, encontraron a su padre.

–…tranquilo, amigo… no te haré daño…-le decía Rolf a un Snorckack de Cuerno Arrugado gigante que lo tenia acorralado, y sin dejarle salida alguna. Estos animales eran exactamente iguales a un elefante, exceptuando que en vez de la trompa, tenían un cuerno gigante, y con muchas arrugas, y que el color de la piel era como un café claro.

–Suelta a mi hijo Albert… animal asqueroso… ven por mí…-gritaba otra voz, y al volver a ver Lorcan, vio a su abuelo Newt gritándole al animal, con la varita en alto. Debió de haber confundido al padre de Lorcan por su hijo, ya que se parecían mucho.

–Papa, vete… no quiero a alguien lastimado… menos tu….

–Papa…-dijo Lorcan entre sollozos, y Rolf lo volvió a ver. Lorcan noto que su madre estaba tirada en el pantano, boca arriba, y herida.

–Ella esta bien… yo estoy bien, pero necesito que se vayan…-decía Rolf con toda la calma del mundo.

–No, papa…-decía Lorcan entre mas sollozos, y acercándose.

–No te acerque, aléjate, y vete… llama a alguien… tía Demetria, a Harry, pero váyanse…-subía mas el tono de su voz. Lysander agarro a Lorcan, pero un destello lo hizo separarse de su hermano. Quizás era su primera experiencia con magia. Lorcan se acercaba más y más, y el abuelo le tiraba cosas al Sorckack.

–Vete… Vete…

Petrificus Totalus -gritó una voz que venia corriendo por el sendero, y casi le da a Lorcan. Lysander volvió a ver-Lysander también estaba llorando, y estaba con su mama, tratando de hacerla reaccionar-y vio a su tía Demetria, con la varita en alto y corriendo.

El Sorckack, al oír el ataque, se sintió acorralado, y lo primero que pensó hace fue atacar a Rolf con su cuerno arrugado. La Criatura Magica bajo su cabeza, y Rolf se quedó paralizado. El Sorckack le clavo su cuerno arrugado, y tiro a Rolf al suelo. El papa de los gemelos empezó a gritar, y Lorcan también. Lysander lo vio, y también empezó a llorar y gritar. Le gritaban a su papa, que ya estaba postrado en la cienega. Rolf se calmo del dolor, se levanto un poco y volvió a ver a Lorcan y a Lysander, sus dos hijos amados, les sonrió, y lentamente cayó al suelo.

–Máxima Incárcero-grito tía Demetria, que tenia los ojos rojos, y unas miles de cuerdas salieron de su varita, y amarraron a la criatura mágica. Inmediatamente, tía Demetria se acerco a sus sobrinos.

–Mis niños…-decía entre sollozos.-…llévense a su madre y abuelo a… la casa… llamen a alguien, y díganles que su padre esta mu… herido…-decía entre llanto y seriedad.-Yo llamare a Delphina… Vayan por favor…-les gritaba, ya que sus sobrinos no les hacían caso, y seguían llorando y gritando.-Por favor, vayan, o tendré que tomar medidas mas altas… si quieren que su padre este en un mejor lugar… vayan…

Los niños la volvieron a ver, y llorando, Lorcan se llevo a su mama alzada-no pesaba mucho- y Lysander se llevo a su abuelo, hacia la casa, mientras Demetria llamaba a su amiga Delphina y le contaba lo sucedido… Los niños seguían llorando, y no hablaron con nadie hasta que llegaron a casa…

[Este es el segundo capitulo que dejo para que lo lean en mis vacaciones. Espero que les agrade, y casi lloro escribiendolo… es muy fuerte y triste… pero bueno, espero encontrar miles de comentarios cuando vuelva, el proximo Lunes, y la proxima semana, otro capitulo el viernes ;)]

Anuncios